noviembre 24, 2020 by Shakers Team

¿Por qué tener que elegir?

Las decisiones marcan la vida de todas las personas. Cruzar una calle o no hacerlo puede significar un cambio de 180 grados. Y es por eso que a nadie le gusta elegir. Pero inevitablemente decidimos constantemente. 

Tras más de un año viajando por Australia, sin preocupaciones, sin obligaciones, sin pensar más allá del “hoy”, de aventuras, de aprendizajes, de risas, alegrías y conexiones, Alonso tuvo que elegir. Volver a España, volver al trabajo que había sido su pasión antes de su aventura por las antípodas.

Lo que no se esperaba es que su elección, le haría conectar con Shakers, una empresa que apuesta por la felicidad, la motivación y la compatibilización de vida laboral y personal.

Me incorporé como analista de datos en el equipo de Business Intelligence, que aquí suena mejor y se llama Data Lovers Team”

Un mes después de su vuelta, se unió al equipo y comenzó la experiencia Shakers. Como parte de la apuesta por el talento y su motivación, en Shakers hacemos un culturing al mes, una reunión sin filtros, sincera y que ayuda a elegir tu camino en la empresa.

Alonso no olvidará su primer culturing con Héctor, donde le expuso su dilema; “me flipa este trabajo, pero parte de mí sigue viviendo en Australia”. Y fue en ese preciso momento cuando Héctor simplemente le contestó, ¿Y por qué elegir? ¿Por qué no las dos? Y así empezó a construirse la realidad en la que ahora vive. ¿Volver a Australia, con el trabajo que tanto ama junto a la chica de sus sueños? Algo que a priori le parecía un sueño, se había hecho realidad.

Tres meses después de su incorporación, recibíamos y celebrábamos este mensaje:

“Y ahora estoy de nuevo aterrizando, en Sydney, tras otras largas 25 horas de vuelo, pero con increíble motivación y ganas de aprovechar esta oportunidad única que Shakers me ha presentado”

Lo que nos damos cuenta, es que las decisiones que tomamos crean nuestro camino y nos llevan a donde queremos estar, y tenemos que perseguirlas y saber aprovecharlas. Nos han enseñado a tener que elegir, y no a pensar más allá y ver las posibilidades que hoy en día nos permiten compatibilizar dos caminos que unidos nos hacen dar un paso de gigante en nuestro aprendizaje y en nuestra vida. 

Antes de elegir párate, piensa y mira a tu alrededor, somos capaces de crear una tercera opción, la de NO TENER QUE ELEGIR, unir ambas decisiones y seguir construyendo el camino a nuestro sueño.

Alonso quería vivir en Australia, un país que ama y donde encontró su tesoro. Lo que no sabía en su día es, que la decisión de volver a España, le daría la oportunidad de no elegir entre quedarse en Australia y trabajar en su pasión, que es posible combinar ambas opciones y acercarse un paso más a esa vida que tanto soñaba.

Quizás te interese...